Parando rodeo

Témpera sobre papel – 1933 – 31 x 48 cm

Obra realizada por Molina Campos en 1933 para Alpargatas. Firmada y fechada abajo, a la derecha. El original lleva pegado un calco con el logotipo de la empresa.

Publicada en el almanaque de 1934, mes de septiembre.

Entre 1934 y 1936 los almanaques incluyen textos en los que Molina Campos relata la historia de Tiléforo Areco, paisano inspirado en el capataz de la estancia familiar. A través de este personaje Florencio representaba las costumbres del gaucho y su entorno, mostrándolo tanto en ocupaciones cotidianas como en momentos de diversión.

Relato reproducido en el almanaque:

Salimo a parar rodeo, en el potrero´el jondo, ande saben estar algunos animales méido alzaos que se saben ganar entre los montes y en los huncales de la costa´e l´arroyo que le decimo “Agua limpea”. Dende ante de aclarar anduvimo con la perrada sacando hacienda´l desplayao.- Me tocó hacer yunta con el pardito Contreras –Liborio que le yaman por mal nombre “cumbarí”– porque sabe ser méido retobao y siempre anda alegando´e vicio. –Saben decir que una güelta hizo una muerte, pero no le pudieron probar el asesinamiento, aunque tenía un cumple. –Güeno; el caso jué que una vaca pampa, grandota y guanpuda, s´empacó y la sacamo en caye, y como no nos vía el capataz le afirmamos los macarrones a la paleta; yo le dejé´l lao del lazo al otro hombre porque andaba en un coloraíto qu´estaba redomoniando; yo, en un azulejo güeno qu´era una luz pa´l dentre y voluntarioso; cuantito que quiso acordar la vaca, ya´stuvo y meta y meta talerazos por las costiyas, nos fimos como rejucilo hasta´nde´staba el siñuelo; ocasiones me daban ganas de cimbrarle una guampa de un guachazo, pero ya tenía por demás la pobrecita con la soba que le arrimamo.

Deja un comentario